[ezcol_1half]         

Re-Statement of Romance

The night knows nothing of the chants of night.

It is what it is as I am what I am:

And in perceiving this I best perceive myself

And you. Only we two may interchange

Each in the other what each has to give.

Only we two are one, not you and night,

Nor night and I, but you and I, alone,

So much alone, so deeply by ourselves,

So far beyond the casual solitudes,

That night is only the background of our selves,

Supremely true each to its separate self,

In the pale light that each upon the other throws.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end] 

Reiteración del romance

Ninguna cosa sabe la noche de los cantos de la noche.

Ella es lo que es así como yo soy lo que soy:

y percibiendo esto mejor percibo yo mi ser

y el tuyo. Solamente nosotros dos podemos intercambiar,

cada uno en el otro, eso que tiene cada uno que dar.

Solamente nosotros dos somos uno, no tú y la noche,

la noche y yo tampoco, sino tú y yo, solos,

tan solos, tan profundamente a solas con nuestros seres,

tan lejos, tan apartados de las fortuitas soledades,

que es la noche solamente el trasfondo de nuestros seres,

supremamente veraz cada uno con su separado ser,

a la pálida luz que arroja cada uno sobre el otro.

[/ezcol_1half_end]

Wallace Stevens

STEVENS, Wallace. Ideas de orden ; traducción

de Daniél Aguirre Oteiza. — Barcelona : Lumen, 2011

(Poesía ; 191)


 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna