los animales del circo

Patalean al compás los osos,

salta el león por un aro ardiente,

el mono anda en bicicleta con su túnica amarilla,

chasquea el látigo y retumba la música,

chasquea el látigo y mece los ojos de los animales,

el elefante se pone la garrafa en la cabeza,

bailan los perros midiendo cuidadosamente sus pasos

Mucho me avergüenzo, yo, humano.

Poco divertido ese día: hubo una tormenta de aplausos,

aunque esa mano, un látigo más larga, proyectaba una afilada

sombra sobre la arena.

Wislawa Szymborska

Poesía no completa

[De Dlatego zyjemy (Por eso vivimos), 1952]

Edición y traducción de

Gerardo Beltrán, Abel A. Murcia

2ª edición

FCE, México, 2008


 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.