Ah palabras, rebeldes

desentonadas, nunca cantáis

la sinfonía que anhelo

¿Acaso he visto llorar a una piedra?

¿Reír al fuego?

Un pronombre no tiembla

un adverbio no padece

las flores no exhalan versos

ni el verbo concuerda con el sujeto

como lo hace un beso con el ocaso.

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. Este poema, surgido por una conversación entre Juan y yo

    ha sido colgado en esta antología porque hemos considerado

    que su belleza, no nos pertenece.

    Ángel

  2. Pues se agradece el detalle que habéis tenido

    compartiéndolo con nosotros.

    Gracias y un saludo cordial

    narcisodaa

Los comentarios están cerrados