el gimnasta

 –
Como su G indica, el gimnasta lleva perilla y un bigote que se junta casi con un
 
grueso mechón en forma de gancho sobre una frente caída.
 
Ceñido por una malla que hace dos pliegues en su ingle, lleva también -como su Y– la cola a la izquierda.
 

Devasta todos los corazones, pero debe ser casto y su palabrota es ¡BASTA!

 

Más rosado que lo natural y menos diestro que un mono, salta a los aparatos embargado de puro celo.

 
 
Luego, con la parte superior de su cuerpo asida a la cuerda de nudos, interroga el aire como una lombriz desde su terrón.
 

Para acabar, cae a veces de las cintras como una oruga, pero rebota con los pies, y es entonces el adulado prototipo

 
de la estupidez humana quien os saluda.

le gymnaste


Comme son G l’indique le gymnaste porte le bouc et la moustache que rejoint presque une
 
 
grosse mèche en accroche-coeur sur un front bas.
 
 
Moulé dans un maillot qui fait deux plis sur l’aine il porte aussi, comme son Y, la queue à gauche.
 
 
Tous les coers il dévaste mais se doit d’etre chaste et son juron es BASTE!
 
 
Plus rose que nature et moins adroit que’un singe il bondit aux agrès saisi d’un zèle pur.
 
 
Puis du chef de son corps pris dans la corte à noeuds il interrogue l’air comme un ver de sa motte.
 
 
Pour finir il choit parfois des cintres comme une chenille, mais rebondit sur pieds, et c’est alors le parangon adulé
 
de la bêtise humaine qui vous salue.
Francis Ponge
Tomar partido por las cosas
1942.
La soñadora materia
traducción Miguel Casado
Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores
Barcelona
2006


 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario