gazal del moretón

 

 

 

 

Ahora en mi cadera un óvalo negro-y-azul se ha vuelto azulvioleta

como tinta en la cáscara de un gran

corte, doloroso como mordida de amor, demasiado

grande como para venir de una boca humana. Me gusta, mi

adorno en la piel – marco de oro, color de la envidia

adentro un camafeo, con tintes violeta

sobre él, el picaporte que mordió deja un púrpura

oscuro con movimientos como las temerosas patas

de un ciempiés. Cuento los días que pasaron, y los que faltan

para que se vayan los colores podridos y después

de a poco desaparezcan. Algunas personas piensan que ya

debiera haber superado a mi ex – quizá

incluso yo misma pensé que lo superaría un poco más

para estos días. Quizá superé a medias a quien él

era, pero no a quien yo pensaba que era, y no superé

la herida, repentino golpe mortal

que parece venir de ningún sitio, pero que vino del núcleo

de nuestra vida compartida. Dormí ahora, Sharon,

dormí. Incluso mientras hablamos, el trabajo se está

haciendo, por dentro. Naciste para sanar.

Dormí y soñá – pero no con su regreso.

Ya que no lo lastima, herilo, en tu sueño.

 

 

 

 

El ghazal, gazal, es un género lírico (forma poética)

que consiste en coplas y estribillos, con cada línea

compartiendo el mismo medidor.

Es propio de las literaturas árabe, persa, turca

y urdú. En la literatura árabe se trata de un poema

cuya etimología está emparentada con las ideas de

piropo, cumplido, etc.

 

 

 

 

bruise ghazal

 

 

 

 

Now a black-and-blue oval on my hip has turned blueviolet

as the ink-brand on the husk-fat of a prime

cut, sore as a lovebite, but too

large for a human mouth. I like it, my

esh brooch–gold rim, envy-color

cameo within, and violet mottle

on which the door-handle that bit is a black

purple with wiggles like trembling decapede

legs. I count back the days, and forward

to when it will go its rot colors and then

slowly fade. Some people think I should

be over my ex by now–maybe

I thought I might have been over him more

by now. Maybe I’m half over who he

was, but not who I thought he was, and not

over the wound, sudden deathblow

as if out of nowhere, though it came from the core

of our life together. Sleep now, Sharon,

sleep. Even as we speak, the work is being

done, within. You were born to heal.

Sleep and dream–but not of his return.

Since it cannot harm him, wound him, in your dream.

 

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Salto del Ciervo / Sharon Olds / Traducción de Natalia Leiderman y Patricio Foglia

/Salto del Ciervo, 2012

/Stag’s Leap, 2012

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario