[ezcol_1half]      

note to a lady who expected rupert brooke

wha’, what did you expect? a schoolboy lisping Donne? or

some more practical lover filling you with the stench of Life?

I’m a fool and no gentleman: I walked the Brooklyn Bridge

with Crane in pajamas, but suicide fails as you get older:

there’s less and less to kill.

so among the skin and lambchops, the sick neckties of

other closets, I scheme schemes round as oranges

filled with the music of my crafty mumbling.

Brooke? no. I am a monkey with an olive lost in the

circus sand of your laughter, circus apes, circus tigers,

circus madmen of finance screwing their secretaries before

the 5:15…and what did you expect?

a pink-cheek dribbling Picasso colors on your dry brain?

so, the room was blue with the smoke of my boiling, hell,

a senseless sea

and I fell fingers sotted to the last pinch of your juice,

fell through the thorned vines cursing your name,

no gentleman

no gentleman,

kissed-off love like snake-bite,

the veranda buzzed with flies, buzzed with flies

and lies, and your red mouth screamed,

your lamps screamed

breaking like overdue bills:

DRUNK! DRUNK AGAIN!

O, YOU IDIOT!

so, Yeats, Keats, teats…nothing but an apricot!

wha’, what happened to Spain? my boy Lorca?

the revolution? must join the brigade!

lemme outa here!

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]    

nota a una señora que esperaba a rupert brooke



¿qué? ¿qué esperabas? ¿un escolar que recitara a Donne entre balbuceos?

¿algún amante más práctico que te colmara del hedor de la Vida?

soy un necio, no un caballero: crucé el puente de Brooklyn

con Crane en pijama, pero el suicidio no surte efecto a medida que

envejeces: cada vez hay menos que matar.

así que entre piel y costillas de cordero, las corbatas enfermas de

otros armarios, proyecto proyectos redondos como naranjas

llenos de la música de mi artero musitar.

¿Brooke? no. soy un mono con una oliva perdido en la

pista del circo de tu risa, monos de circo, tigres de circo,

financieros locos de circo que se tiran a sus secretarias antes

del de las 5.15… ¿y qué esperabas?

¿un niñato que babeara colores picasianos sobre tu cerebro reseco?

pues bien, la habitación estaba azul a causa del humo de mi borbollar,

infierno, un mar sin sentido

y caí con los dedos embriagados hasta el último ápice de tu jugo,

caí a través de las parras espinosas maldiciendo tu nombre,

no soy un caballero

no soy un caballero,

amor despedido con un beso cual picadura de serpiente,

la galería zumbaba llena de moscas, zumbaba llena de moscas

y mentiras, y tu boca roja gritó,

gritaron tus lámparas

estallando cual facturas vencidas:

¡BORRACHO! ¡BORRACHO OTRA VEZ!

¡AY, QUÉ IDIOTA!

pues bien, Yeats, Keats, tetillas… ¡nada salvo un albaricoque!


¿qué? ¿qué pasó con España? ¿con mi amigo Lorca?

¿con la revolución? ¡tenemos que alistarnos en la brigada!

¡déjame salir de aquí!

[/ezcol_1half_end]

bukowski

[en Arder en el agua Ahogarse en el fuego (Poemas escogidos 1955-1973)]

[Traducción de Eduardo Iriarte Goñi. La Poesía, señor hidalgo. Barcelona 2004]

At Terror Street and Agony Way (Poems 1965-1968)


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna