el hombre hueco
 
 
 
Yo también creí en Dios, una vez,
cuando era viejo y estúpido.
Me he asomado a pozos
de abismos negros en los que
puedes adivinar en su fondo
húmedo un palpitar viscoso
y aún me duelen las ingles.
 
Detrás de mis ojos, cuando
camino entre las personas,
hay un hombrecillo que me dice: «Tú eres
el hombre hueco». Pero en sus palabras
solo encuentro sosiego.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
___________
 
 
 
 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.