El poema es como un árbol

con su tronco y sus raíces

sus hojas, flor y fruto en algún verso.

Pero yo lo voy podando

hasta dejar sólo la savia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. caballo

    Sólo puedo decir aquello:

    ‘de rodillas, mortal, aquí hay violetas’

    Gracias

    Narciso

    Responder
  2. Vladimira

    Gracias Ángel. No entiendo bien lo que dices pero me hago una vaga idea aunque digas sin hablar de la magia.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.