[ezcol_1half]        

 

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]     

 

 

la mujer del mercader del río: una carta

 

 

Cuando todavía me cortaba el pelo recto
     sobre la frente
yo jugaba cerca del portón de entrada, recogiendo
     flores.
Tú llegaste sobre zancos de bambú, jugando
     a los caballos,

 

caminaste junto a mi silla, jugando con
     ciruelas azules.
Y seguimos viviendo en la aldea de
     Chokan:
dos personas pequeñas, sin antipatías ni
     sospechas.

 

A los catorce años me casé con Vuestra Señoría, Tú.

 

Nunca me reía, pues era vergonzosa.
Bajando la cabeza, miraba a la pared.
Cuando me llamaban, un millar de veces, jamás
     me daba vuelta.

 

 

A los quince dejé de fruncir el entrecejo,
deseé que mi polvo se mezclara
     con el tuyo

 

 

por siempre y por siempre y por siempre.
¿Por qué debería treparme a la atalaya?

 

 

A los dieciséis tú partiste,
te fuiste lejos, a Ku-to-yen, junto al río
     de turbulentos remolinos,
y hace cinco meses que te has marchado.
Los monos lanzan sonidos de dolor

 

 

     allá arriba.

 

Arrastrabas los pies al marcharte.
Ahora, el musgo junto al portón está crecido,
     todas las clases de musgo,
¡demasiado tupido para poder cortarlo!
Las hojas caen temprano este otoño, con el

 

 

     viento.

Las parejas de mariposas están ya
     amarillas en el mes de agosto
sobre la hierba en el jardín de Occidente;
me lastiman. Me estoy haciendo vieja.
Si vuelves por los pasos
     estrechos del río Kiang,
por favor permíteme saberlo con tiempo,

 

y te iré a esperar tan lejos
                               como Cho-fu-Sa.

 

                                              Rihaku.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

erudición

notas
cathay (1915)

 

the river merchant’s wife: a letter

 

 

El más celebrado de los poemas de Cathay, una visión a través de los ojos de una mujer china.

En su introducción a The Oxford Book of Modern Verse (1936), Yeats sostiene que “Cathay de Ezra Pound creó el modo que con mayor erudición y menos sutileza de ritmo prosiguió Arthur Waley».

[Arthur Waley (1889-1966) es considerado la mayor autoridad en la literatura china y japonesa. Su libro One Hundred and Seventy Chinese Poems (1918), su primera colección de traducciones del chino, salió tres años después de Cathay. A pesar de que sus conocimientos lingüísticos excedían los de Pound, había en su libro una marcada influencia de Cathay (Carpenter 269)]

George Steiner destaca el verso “At fourteen I married My Lord you” [A los 14 años me casé con Su Señoría: Tú] porque comunica el matiz exacto de inocencia ceremonial, de la manera especial en que una niña se dirige a un adulto, y contiene el encanto del original, que es lo que la traducción de Waley no conserva.

 

“Así, únicamente sobre la base sinológica, la versión de Pound se acerca más a Li Po que la de Waley,” concluye Steiner.
La voz poética comunica sus sentimientos por su esposo ausente de manera indirecta, mediante la elección de imágenes y el cambio de tono.

 

Primero recuerda sus juegos cuando eran niños. “Sin antipatías ni sospechas” da a entender, quizá, que antes o luego sí los hubo.
La siguiente estrofa (a los 14 años) parece referirse a esto. “A los 15” empieza
a amarlo. En la última estrofa ella ha tomado conciencia del paso del tiempo; las mariposas sugieren su admiración por la presencia del amor en el mundo natural.
En un artículo publicado en To-Day, mayo de 1918 (93-94), Pound hace una referencia a Browning y su uso del monólogo dramático, y su comparación con un poema chino, que no nombra, pero que es posible que sea este poema:

“Es interesante encontrar, en la China del siglo VIII, un poema que bien podría haberse deslizado en la obra de Browning sin causar demasiada sorpresa, salvo por su simplicidad y su ingenua belleza.”

 

v. 1. While my hair was still cut straight… [Cuando todavía me dejaba el pelo sobre la frente]. Es decir, usaba flequillo, como todas las niñas en China entonces.
v. 5. Chokan. Ch’ang-kan en chino, un suburbio de Nanking.
v. 13. Forever and forever and forever [Por siempre…] es un agregado de Pound, inspirado por el soliloquio de Macbeth “Mañana….”
v. 14. Look out [atalaya]. Hay en Fenollosa una referencia a la historia de una mujer que esperaba a su marido en una colina y que se convirtió en piedra. En otra versión, se ahogó (Yip 192).
v. 16. Ku-tô-yen (o –en). Yen-yü-tui en chino, una isla en el río Fang. (Ruthven).
v. 26. Kiang. Otro nombre del río.
v. 29. Chô-fû-Sa. Ch’ang-feng-sha. Larga playa de viento, a centenares de kilómetros, río arriba, de Nanking (Ruthven).

Después de Cathay, este poema se incluyó en Lustra y en Personae y en The Collected Poems of Ezra Pound.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna