lamento por los idiotas de warren s. w. cormoran 

“oh warren warren” gritaban todos los idiotas del pueblo

en la mañana de Santa Mónica sucia

por el hollín los escapes los sueños

rotos o podridos de la noche anterior

qué formidable

extrañas rosas u orquídeas florecían en esa podredumbre caliente

mientras la multitud del bulevar vivaba a warren ese dabliu cormoran

y él se deslizaba de contrabando por el día

“oh warren warren” le decían sobre

la suciedad el mal olor el pésame envolviendo

tanta salud apenas débil

o muda o yendo en dirección a su pérdida

en todo caso era así:

el ser se lo dio ola madre en hermoso verdor

a su sombra creció warren como piedra en el río

hasta que la rompió como flecha con suaves ojos disparada

¡y si pudiera olvidar completamente!

“warren warren” gritaba la multitud no dejándolo dormir

o sólo abría su dureza donde

volaba una mosca azul sospechosa

warren ese dabliu cormoran:

¿tenías acaso ají en tu sementera?

en todo caso se voló y voló

quiéranlo mucho lagartos

denle sombrita en la mitad

tápenlo para el frío

o que lo abrigue el calor

de los sueños podridos de Santa Mónica el hollín

“oh warren warren” gritaban todos los idiotas del pueblo

pero no así porque así qué pasa con las águilas

 

Juan Gelman

Los poemas de sidney west

Traducciones III (1968-1969)

Seix Barral / Poesía Breve

Primera edición: Editorial galerna, Buenos Aires, 1969

1994: Compañía Editora Espasa Calpe Argentina S. A./ Seix Barral

Buenos Aires


 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna