hace tiempo

 

 

 

 

 

Hace tiempo que he muerto a mí mismo.

Vine de noche, de otra dimensión

di un salto de fe al vacío

de espaldas a las almas del cielo

y el infierno, que puestas de acuerdo

me dejaron sordociego de la segunda cabeza

sin retorno atado a una vagoneta

con vertiginoso destino a la mina del yo

en aparente vida normal, solo, 

apaciblemente inquieto y sobrecargado

sin esperanza esperanzado, esperando

en casa de mi abuelo, en la oscura habitación de al lado.

 

 

 

 

 

Ángel Ferrer

Inédito

 


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención