En la vida hay cortocircuitos, quiero decir
saltos de vacío en la herencia genética.
Una confusión en los conceptos
que mantiene el caos.
Un crecimiento de burro suspendido contra la sonrisa.
Y el desentendido jabalí de tres cabezas,
que bebe de su sangre muda, lo guarda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios

Deja un comentario