[ezcol_1half]

Arkadi Volodos: Sonata D894

 

 

Aquesta música és modesta

com un sopar a la cuina, hospitalària

com haver tingut fills, i es compadeix

d’aquest cos que arrossega la marea

a la platja d’hivern de cadascú.

Quina franquesa hi ha en les notes més abruptes

dient-me: és amor també el que sembla hostil.

En extingir-se l’eco del piano,

continua estremint-me el que he sentit.

La música de Schubert

és una forma de la caritat.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]

Arkadi Volodos: Sonata D894

 

 

Es modesta esta música

como una cena en la cocina, hospitalaria

como haber tenido hijos, y se compadece

de este cuerpo que arrastra la marea

a la playa invernal de cada quién.

Qué franqueza en sus notas más abruptas

diciéndome: también es amor lo que parece hostil.

Al apagarse el eco del piano,

me sigue estremeciendo lo sentido.

La música de Schubert

es una forma de la caridad.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

joan margarit

 

 


 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.