Dramaturgia de los objetos 

 

 

 

Apacibles, en su reino seráfico, estables

en su crédulo corazón. Así,

esta mesa domina el arte 

de persistir en su sitio. La inercia

es el compromiso de la materia. No obstante, 

no parecen ajenos a nuestra conciencia.

Su silencio ejemplar mide la inocencia 

pero a veces, en medio de la noche,

crujen y gimen sus tendones más débiles 

buscando su reposo natural.

De este modo, revelando sus pesadillas  

su oscura dramaturgia nos recuerda 

la responsabilidad humana 

de no haber creado sino cosas mortales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Joaquín O. Giannuzzi

Poesía Completa Giannuzzi

Ed. Sibilina

Sevilla

2009

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna