john berryman

 

the dream songs

 

 

 

VI ·  235

 

 

 

 

farrar, straus & giroux

nueva york
1969

 

 

 

[ezcol_1half]     

235

 

Lágrimas que Henry derramó por el pobre viejo Hemingway
Hemingway desesperado, Hemingway al final,
el final de Hemingway,
lágrimas en un comedor en Indiana
y eso fue hace años, antes de su matrimonio digamos,
Dios a él no le envíe peor suerte.

 

Sálvanos de las escopetas & de los suicidios de padres.
Todo depende de quien seas el padre
si quieres matarte-
un mal ejemplo, el asesinato de uno mismo,
¿La muerte final, en un paroxismo, del amor
por el que se esconde la buena piedad?

 

 

Una niña en la puerta: ‘Una oración por unas moneditas’
Pero volver, volver a Hemingway
ese hombre cruel y dotado.
¡Piedad! padre; no aprietes el gatillo
o toda mi vida sufriré por tu ira
matando lo que comenzaste.

 

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]

235

 

Tears Henry shed for poor old Hemingway
Hemingway in despair, Hemingway at the end,
the end of Hemingway,
tears in a diningroom in Indiana
and that was years ago, before his marriage say,
God to him no worse luck send.

 

Save us from shotguns & fathers’ suicides.
It all depends on who you’re the father of
if you want to kill yourself
a bad example, murder of oneself,
the final death, in a paroxysm, of love
for which good mercy hides?

 

 

A girl at the door: ‘A few coppers pray’
But to return, to return to Hemingway
that cruel & gifted man.
Mercy! my father; do not pull the trigger
or all my life I’ll suffer from your anger
killing what you began.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención