jorge boccanera

 

ojos de la palabra

 

medialsia editores
luz oval nº 5
kingwood, tx 2018

primera edición: enero de 2018

A Yazmín Ross
por el cariño de siempre

 

Aquí los niños juegan en las salas del polvo
suaves moviendo el torpe sueño de las cosas

eliseo diego

Todo caballo lleva la sombra
de un jinete desesperado

miguel ángel bustos

 

 

lorca y vallejo al alimón

 

 

He visto caminos de ceniza atragantados en el
corazón de las aves.

 

Escuché de una voz este lamento:
y nunca más el otro en esa mano,
ni mucho más el solo en este plato.

 

¿Alguien tiene memoria de una fiesta que hubo
en este lugar?

 

Pocos saben qué cosa es una fiesta. Nadie sabe
qué cosa es un lugar.

 

En este descampado hay percheros inútiles donde
antes hubo un árbol.

 

Ruinas del dónde, astillas del quién fue.

 

Ni mucho más el otro en esa mano,
que nunca más el solo en este plato.

 

Caen rodajas de luna bajo el viejo cuchillo
de cocina.
Y cada descampado es un grito perdido.

 

 

Una mano guarda sus muertos bajo llave.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.