julio martínez mesanza:

 

 

las trincheras:

 

 

 

heráldica

 

 

 

 

 

Y mi alma puede ser un descampado

en el que quedan restos de unas casas

humildes junto a montes de basura.

Cuando cae la tarde, un jorobado

y un perro asustadizo y diminuto

vienen de no se sabe dónde y vagan

por sus valles umbríos y apacibles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

antología consultada
de la poesía española

el último tercio del siglo
1968-1998

volumen CCCC
colección visor de poesía
visor madrid 1998

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.