lee jeffries

 

 

that moment… just before

 

 

 

 

El autor ha titulado la fotografía ‘That moment… just before’.

Bien, por esta vez no se lo tendremos en cuenta.

 

El amor verdadero —como es sabido— es implacable, y quizá la fotografía sea una muestra más

de su dulce tiranía: estos amantes intentan un beso a pesar de las serias dificultades para lograr

que sus bocas —¿o son los labios los que hacen un beso?— se acerquen hasta encontrarse.

Abría que decirles: lanza primero el corazón, y tu caballo saltará el obstáculo.

 

El bueno de Nietzsche dejó anotado que todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien

y del mal.

 

Como sencillo merodeador, oigo murmullo de alas, pero sé que ningún pájaro levantará el vuelo.

Aprecio, sin duda, el gesto de los viejos amantes; con todo, les diría: atad la cuerda o soltadla, pero

dejaos de nudos raros.

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna