La vida aprendió a ocultar la realidad

con los que callan, los que lloran atados

abiertos y poblados

en el mar de los suspiros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

1 Comentario

Deja un comentario