las miradas

 

Si uno mira un poco, simplemente
se ha divorciado. Si mira un poco
más, la vida le ha sacado de un abismo,
en el que nada —excepto sus hijos—,
era fructífero para él.

Pero mirando más allá, se aprecia
que existen fuerzas, leyes no naturales
—dominadas por el hombre—
que nos unen
y desunen. Que interfieren en el amor

común y luchan para acabar con
el núcleo de la vida; la familia.

 

 

 

 

 

 

 

 

_________

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.