olores

 

 

Ya huele la casa a puchero, pellizquito
a la hierbabuena. Que hierva lo malo,
pal plato lo bueno. Cuchara de palo
en la alacena. La abuela cantando
tanguillos; la ropa tendía al son del levante.
Niños corriendo por la escalera,
besos perdíos en la casapuerta.
Manteles, relicarios de domingo;
patio vecino, una sábana por bandera.
Mar bravío trepando el muro,
cangrejitos moros en la escollera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carlos Tizón

__________________________

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.