saliva
.
………………………………………………………………es extraño que ahora piense en ti
……………………..……………………………………………………………..Allen Ginsberg
.

saliva.

el aroma a saliva lo impregnaba todo:

el pelo, la ropa, los sofás: el reservado

de la discoteca en su totalidad.

morreábamos.

teníamos toda la cara

embadurnada de saliva, pegajosa.

después, más adelante, cortamos.

mejor dicho: cortaste.

así se decía en aquel tiempo: cortar.

no volví a besarte en la boca.

veinte años después, para recordarte,

sólo tengo que hacer una cosa.

escupir.

 

 

 

David González

 

Saliva

De La carretera roja (poesía de no ficción)

Celya Editorial, Octubre 2002

 

 

 


 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna