[ezcol_1half]               

El juego de ajedrez

 

Caballos rojos, marrones alfiles, reinas brillantes,

acometen el tablero, descienden en poderosas L de color,

se desplazan y atacan en ángulos,

se apoderan de las líneas de color,

este tablero está poblado de luces

y estas piezas están llenas de hermosura

sus moviemientos quiebran y aplastan las formaciones;

la luminosa templanza de las torres

choca con las X de las reinas,

puestas en desbandada por los saltos del caballo

¡Los peones atajan, se abran paso en Y!

¡Remolino! ¡Centrípeto! ¡Mate! El rey es atrapado en el vórtice,

los bandos chocan, saltan con ímpetu,

las lineas continuas de inflexible color,

las inteligencias buscan como destrabarse. Fugas.

Reanudación de la contienda».

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]

 

 

 

 

The game of chess

Red knights, brown bishops, bright queens,

Striking the board, falling in strong «L»s of colour.

Reaching and striking in angles,

holding lines in one colour.

This board is alive with light;

these pieces are living in form,

Their moves break and reform the pattern:

luminous green from the rooks,

Clashing with «X»s of queens,

looped with the knight-leaps.

«Y» pawns, cleaving, embanking!

Whirl! Centripetal! Mate! King down in the vortex,

Clash, leaping of bands, straight strips of hard colour,

Blocked lights working in. Escapes. Renewal of contest.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

.

Ezra Loomis Pound

El juego del ajedrez

Pound: antología

Visor Libros

1984

Vesión de Alberto Paredes

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.