conocimiento del insecto

La mosca explora el borde de los objetos

en rápidos giros discontinuos.

Una pizca nerviosa de vida individual, aplicada

a este momento convencional de las cosas.

Pero en alguna parte

estalla una puerta y en súbita parálisis

la mosca se entrega a la sospecha

de un doloroso conocimiento:

sabe que estoy allí y que no puedo

apagar mi conciencia, su amenaza de caos.

Una vigilia de universos separados

que no pueden ignorarse.

En dos cuerpos tensados, una astucia

de condenados, a la espera

de algo que pueda definirse todavía.

Y el salto en que se pierde

por el mundo ilegible

es una desierta aventura

hacia un orden ajeno a mi visión.

 

 

 

Joaquín Giannuzzi

Conocimiento del insecto

Cabeza final

III. Naufragios del futuro

Poesía completa Giannuzzi

Sibilina 2009

Sevilla

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.