Te estoy escuchando

.

Escucho tus movimientos en la habitación contigua;

tu respiración bajo la luz menguante,

cómo revuelves cosas

hurgando entre papeles, objetos que ceden a tu mano libre.

Una existencia en firme, imbatible, maciza, bien resuelta y

continua.

Mi perplejidad de este lado de la pared, alimentada

por tu rumorosa pulsación.

Si el misterio nos separa

como una lámina traslúcida

¿cómo creer en la indiferencia

con que el universo te deja en libertad?

.

 

 

 

.

Joaquín O. Giannuzzi

Te estoy escuchando

De Los errores necsarios y otros poemas

Poesía completa

Editorial Sibilina

Sevilla, 2009

 

 

 

 


 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.