paseo

Buscando recuperar el estado de flotación

que existió una, dos veces como mucho

en cada relación o actividad

la persona sale de su casa,

testea el aire, elige la postura y se lanza hacia delante

para un rato después encontrarse circulando

entre escenarios de los que espera demasiado:

muy verdes hojas de hiedra sobrecrecida

como trapos colgando de un alambrado de uno treinta,

luces amarillas de un fulgor desconcertante

que en su disposición son molde

de lo que se llama planetario,

graffitis modernos con pintura plateada

y el tren que justo entonces pasa por encima,

en fin,

todo tipo de cosas sugerentes

que algo tendrían que entregar

si el cable de este razonamiento

no se hubiera cortado en algún punto.

 

 

 

 

 

 

Laura Wittner

Paseo

Noche con posibilidades

Editorial Civiles Iletrados

Maldonado, Uruguay, 2011

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.