Mi madre trabaja

Mi madre trabaja en una fábrica de conservas.

Un día mi madre me dijo:

el amor es una sardina en lata. ¿Tú sabes

cómo se preparan las conservas

en lata?

Un día mi madre me dijo: el amor es una obra de arte

en lata.

Hija,

¿sabes de donde vienes? vienes

de un vivero de mejillones

en lata. Detrás de la fábrica, donde se pudren

las conchas

y las cajas de pescado. Un olor imposible, un azul

que no vale. De allí vienes.

¡Ah!, dije yo, entonces soy la hija del mar.

No.

Eres la hija de un día de descanso.

¡Ah!, dije yo,

soy la hija de la hora del bocadillo.

Sí, detrás, entre las cosas que no valen.

 

 

 

 

 

 

Luisa Castro

Mi madre trabaja

Amor mi señor

Tusquets Editores

Barcelona 2005

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.