adolfo hitler medita en el problema judío

Toma este matamoscas y extermina a los ángeles,

después con grandes uñas arráncales las alas.

Ya veo sus muñones, ya los veo arrastrarse:

desesperadamente tratan de alzar el vuelo.

Toma este insecticida. Oigo sus toses blancas

prenderse y apagarse. Una puesta de sol

o una puesta de ángeles es lo mismo sin duda

porque la noche ahora levanta su joroba

y ellos se van hundiendo lentamente en el suelo.

Levanta el pie despacio. Así mismo. Tritúralos.

Que les saquen las plumas con agua hirviendo y pongan

esos cuerpos desnudos en las fiambrerías.

Ahora me van pasando sudarios de juguete

y ataúdes con cuerda. Ahora me van pasando

las cruces más pequeñas, para que se entretengan

los infantes difuntos. Pásame el insectario,

los alfileres negros. Toma este matamoscas

y extermina a los ángeles.

 

 

 

 


Oscar Hahn


Adolfo Hitler medita en el problema judío

Archivo expiatorio: poesías completas (1961-2009)

Visor Libros 2009

Madrid

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.