[ezcol_1half]       

no envíe dinero

De pie bajo la amenazante

tripa con leontina del Tiempo,

Dime la verdad, le dije,

enséñame de qué va el mundo.

Los demás chavales

se morían por irse de juerga,

pero a mí no me parecía bien:

eso y descubrir que era monserga.

De modo que me dio unas palmaditas

en la cabeza y tronó: Chaval,

ya no se te cae el moco:

siéntate aquí y mira el granizo

de los hechos darle a la vida

una forma que nadie ve.

¿Te atreves a contemplarla?

Oh gracias, dije, Oh sí por favor.

Y me senté a esperar.

Ya ha pasado media vida,

y me topo de cara en mañanas oscuras

con la bestial visera, doblada

por los golpes de lo que pasó que pasó.

¿Qué demuestra eso? A tomar por culo.

Así pasé la juventud,

rastreando el trillado e intransferible

anuncio de bragueros, la verdad.

 [/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]        

send no money


Standing under the fobbed

Impendent belly of Time

Tell me the truth, I said,

Teach me the way things go.

All the other lads there

Were itching to have a bash

But I thought wanting unfair:

It and finding out clash.

So he patted my head, booming Boy,

There’s no green in your eye:

Sit here, and watch the hail

Of occurrence clobber life out

To a shape no one sees –

Dare you look at that straight?

Oh thank you, I said, Oh yes please,

And sat down to wait.

Half life is over now,

And I meet full face on dark mornings

The bestial visor, bent in

By the blows of what happened to happen.

What does it prove? Sod all.

In this way I spent youth,

Tracing the trite untransferable

Truss-advertisement, truth.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

Philip Larkin

No envíe dinero

Poesía Reunida

Las bodas de Pentecostés

The Complete Poems, Archie Burnett, ed.

Nueva York, Farrar, Strauss and Giroux, 2012

Versiones de Damián Alou y Marcelo Cohen

Lumen

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.