llévese uno para los niños

Entre poca paja, tras cristales sin sombra,

apiñados junto a unos cuencos vacíos, duermen:

ni oscuridad, ni madre, ni tierra, ni hierba:

Mami, cómpranos uno.


Un juguete vivo es siempre una novedad,

pero al final uno también se cansa.

Toma la caja de zapatos, toma la pala:

Mami, ahora jugamos a los funerales.


take one home for the kiddies


On shallow straw, in shadeless glass,

Huddled by empty bowls, they sleep:

No dark, no dam, no earth, no grass –

Mam, get us one of them to keep.

Living toys are something novel,

But it soon wears off somehow.

Fetch the shoebox, fetch the shovel –

Mam, we’re playing funerals now.

 

 

 

 

 

Philip Larkin

Llévese uno a casa para los niños

Poesía Reunida

Las bodas de pentecostés

The Complete Poems, Archie Burnett, ed.

Nueva York, Farrar, Strauss and Giroux, 2012

Versiones de Damián Alou y Marcelo Cohen

Lumen

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención