[ezcol_1half]       

piel


Obediente vestido de diario,

no siempre eres capaz de mantener

esa superficie joven e infalsificable.

Debes memorizar tus arrugas:

cólera, diversión, sueño;

esas pocas y repelentes señales

que delatan ese viento constante

y cargado de arena: el tiempo;

has de volverte gruesa, convertirte

en una vieja bolsa

que lleva un nombre gastado.

Resécate entonces; sé áspera; pellejo;

y perdóname por no haber

encontrado, cuando eras nueva,

ninguna hermosa fiesta

en la que lucirte,

tal como corresponde a la ropa

hasta que la moda cambia.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]   



skin


Obedient daily dress,

You cannot always keep

That unfakable young surface.

You must learn your lines –

Anger, amusement, sleep;

Those few forbidding sings

Of the continuous coarse

Sand-laden wind, time;

You must thicken, work loose

Into an old bag

Carrying a soiled name.

Parch then; be roughened; sag;

And pardon me, that I

Could find, when you were new,

No brash festivity

To wear you at, such as

Clothes are entitled to

Till the fashion changes.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

 

 


Philip Larkin

Piel

Poesía Reunida

Engaños

The Complete Poems, Archie Burnett, ed.

Nueva York, Farrar, Strauss and Giroux, 2012

Versiones de Damián Alou y Marcelo Cohen

Lumen

 

 

 

 


 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención