[ezcol_1half]        


compasión en blanco mayor

Cuando en un vaso pongo cuatro

cubitos tintineantes, luego tres

chorros de gin, la raja de limón,

y en espumosos borbotones vierto

una tónica que lo ahoga todo

antes de alcanzar el borde,

en brindis íntimo levanto el vaso:

Consagró su vida a los demás.

Mientras otros usaban como prendas

a los seres incluidos en sus días,

yo me apliqué a acercar la esquiva excitación

a quienes me entregaron su confianza;

nada nos reporte, ni a mí ni a ellos,

pero así (nos parecía) todos tuvimos

mucho más cerca el gran jolgorio

que de habérnoslo perdido separados.

Un tipo recto, la mejor madera,

puede romperse, pero no se dobla,

aguantador, bondadoso, compañero,

un palmo por encima de la turba.

Qué mediocres hubiesen sido muchas vidas

de no haberlo tenido entre nosotros.

A la salud de la blancura encarnada.

Aunque mi color favorito no es el blanco.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]  


sympathy in white major



When I drop four cubes of ice

Chimingly in a glass, and add

Three goes of gin, a lemon slice,

And let a ten-ounce tonic void

In foaming gulps until it smothers

Everything else up to the edge,

I lift the lot in private pledge:

He devoted his life to others.

While other people wore like clothes

The human beings in their days

I set myself to bring to those

Who thought I could the lost displays;

It didn’t work for them or me,

But all concerned were nearer thus

(Or so we thought) to all the fuss

Than if we’d missed it separately.

A decent chap, a real good sort,

Straight as a die, one of the best,

A brick, a trump, a proper sport,

Head and shoulders above the rest;

How many lives would have been duller

Had he not been here below?

Here’s to the whitest man I know–

Though white is not my favorite colour.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

Philip Larkin

Compasión en blanco mayor

Poesía Reunida

Ventanas altas

The Complete Poems, Archie Burnett, ed.

Nueva York, Farrar, Strauss and Giroux, 2012

Versiones de Damián Alou y Marcelo Cohen

Lumen

 

 

 


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna