seamus_heaney

[ezcol_1half]              


observando pavos

Uno los observa, uno los contempla;

Con el pecho azulado en su indiferente morgue,

Varados y desnudos sobre las frías losas de mármol

Con impúdica ropa interior de volantes de plumas.

Los rojos costados de vaca retienen

Algo de la majestad hedionda de los vivos:

Media vaca colgada de un gancho consigue

Que la came y la sangre no se ignoren.

Pero un pavo se empequeñece con la muerte.

Estírale el pescuezo, arráncale las plumas y observa-

Es simplemente otra pobre cosa trinchada,

Una bolsa de piel engordada con una oscura masa.

Antaño se quejaba extravagantemente

En una obertura de gluglús;

Se enseñoreaba en el fango punteado de garras

Con el parpadeo gris de su ojo confuciano.


Ahora, mientras paso el triste

deslumbramiento de las Navidades,

Lo encuentro alineado con sus fríos escuadrones:

El fuselaje está desnudo, las orgullosas alas rotas,

El abanico de la cola convertido en un vergonzoso timón.

 [/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]  


turkeys observed

One observes them, one expects them;

Blue-breasted in their indifferent mortuary,

Beached hare on the cold marble slabs

In immodest underwear frills of feather.

The red sides of beef retain

Some of the smelly majesty of living:

A half-cow slung from a hook maintains

That blood and flesh are not ignored.

But a turkey cowers in death.

Pull his neck, pluck him, and look

He is just another poor forked thing,

A skin bag plumped with inky putty.

He once complained extravagantly

In an overture of gobbles;

He lorded it on the claw-flecked mud

With a grey flick of his Confucian eye.

Now, as I pass the bleak Christmas dazzle,

I find him ranged with his cold squadrons:

The fuselage is bare, the proud wings snapped,

The tail-fan stripped down to a shameful rudder.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

Seamus Heaney

Observando pavos

Death of a Naturalist, 1966, 1991

Muerte de un Naturalista

Traducción: Margarita Ardanaz, 1996

Edición bilingüe

Ediciones Hiperión

Madrid

Original: Death of a Naturalist

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención