[ezcol_1half]      

el infierno es un lugar solitario


él tenía 65, su esposa tenía 66,

padecía la enfermedad de Alzheimer.

él tenía cáncer de boca.

hubo

operaciones,

radioterapias

que destruyeron los huesos

de su mandíbula

y entonces tuvo que llevar alambres.

diariamente le ponía

los pañales a su esposa

como a un

bebé.

incapaz de conducir

en su estado

tenía que coger un taxi

hasta el centro médico,

tenía dificultad para hablar,

escribía las direcciones.

en su última visita

le informaron

que habría otra

operación: un poco más

de la mejilla izquierda

y un poco más de lengua.

cuando volvió

le cambió los pañales

a su esposa

encendió la televisión,

vio las noticias de la noche

y fue al dormitorio,

cogió la pistola,

la puso contra la sien de ella,

disparó.

ella cayó

hacia la izquierda,

él se sentó en el

sofá

se puso la pistola en la boca,

tiró del gatillo.

los tiros no despertaron

a los vecinos.

más tarde

los violentos sonidos de la televisión

sí lo hicieron.

alguien llegó, empujó

la puerta abierta, los vió.

pronto

llegó la policia e

hizo su rutina,

encontraron algunas cosas:

una cuenta de ahorros

cerrada y

una cartilla con un

balance de

$1.14

suicidio, dedujeron.

en tres semanas

había dos nuevos

inquilinos:

un ingeniero informático

llamado

Ross

y su esposa

Anatana

que estudiaba

ballet.

se veían como

otra pareja prometedora

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end] 

hell is a lonely place


he was 65, his wife was 66, had

Alzheimer’s disease.

he had cancer of the

mouth.

there were

operations, radiation

treatments

which decayed the bones in his

jaw

which then had to be

wired.

daily he put his wife in

rubber diapers

like a

baby.

unable to drive in his

condition

he had to take a taxi to

the medical

center,

had difficulty speaking,

had to

write the directions

down.

on his last visit

they informed him

there would be another

operation: a bit more

left

cheek and a bit more

tounge.

when he returned

he changed his wife’s

diapers

put on the tv

dinners, watched the

evening news

then went to the bedroom, got the

gun, put it to her

temple, fired.

she fell to the

left, he sat upon the

couch

put the gun into his

mouth, pulled the

trigger.

the shots didn’t arouse

the neighbors.

later

the burning tv dinners

did.

somebody arrived, pushed

the door open, saw

it.

soon

the police arrived and

went through their

routine, found

some items:

a closed savings

account and

a checkbook with a 

balance of

$1.14

suicide, they

deduced.

in three weeks

there were two

new tenants:

a computer engineer

named

Ross

and his wife

Anatana

who studied

ballet.

they looked like another

upwardly mobile

pair.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

charles bukowski

el infierno es un lugar solitario

nuestras versiones

 

 

 

 


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.