[ezcol_1half]        



Lady Lazarus



I have done it again.

One year in every ten

I manage it—-

A sort of walking miracle, my skin

Bright as a Nazi lampshade,

My right foot

A paperweight,

My face a featureless, fine

Jew linen.

Peel off the napkin

0 my enemy.

Do I terrify?—-

The nose, the eye pits, the full set of teeth?

The sour breath

Will vanish in a day.

Soon, soon the flesh

The grave cave ate will be

At home on me

And I a smiling woman.

I am only thirty.

And like the cat I have nine times to die.

This is Number Three.

What a trash

To annihilate each decade.

What a million filaments.

The peanut-crunching crowd

Shoves in to see

Them unwrap me hand and foot

The big strip tease.

Gentlemen, ladies

These are my hands

My knees.

I may be skin and bone,

Nevertheless, I am the same, identical woman.

The first time it happened I was ten.

It was an accident.

The second time I meant

To last it out and not come back at all.

I rocked shut

As a seashell.

They had to call and call

And pick the worms off me like sticky pearls.

Dying

Is an art, like everything else,

I do it exceptionally well.

I do it so it feels like hell.

I do it so it feels real.

I guess you could say I’ve a call.

It’s easy enough to do it in a cell.

It’s easy enough to do it and stay put.

It’s the theatrical

Comeback in broad day

To the same place, the same face, the same brute

Amused shout:

‘A miracle!’

That knocks me out.

There is a charge

For the eyeing of my scars, there is a charge

For the hearing of my heart—-

It really goes.

And there is a charge, a very large charge

For a word or a touch

Or a bit of blood

Or a piece of my hair or my clothes.

So, so, Herr Doktor.

So, Herr Enemy.

I am your opus,

I am your valuable,

The pure gold baby

That melts to a shriek.

I turn and burn.

Do not think I underestimate your great concern.

Ash, ash —

You poke and stir.

Flesh, bone, there is nothing there—-

A cake of soap,

A wedding ring,

A gold filling.

Herr God, Herr Lucifer

Beware

Beware.

Out of the ash

I rise with my red hair

And I eat men like air.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]     

Lady Lazarus


Lo he vuelto a hacer.

Lo consigo una vez cada diez años

Una especie de milagro andante, mi piel

resplandece como la pantalla de una lámpara nazi

Mi pie derecho

Un pisapapeles

Mi cara sin rasgos, excelente

Lino judío.

Retira la venda

Oh enemigo mío

Te doy miedo?

La nariz, la cuenca de los ojos, la dentadura completa?

El corrosivo aliento

Desaparecerá en un día

Pronto, pronto la carne

que la fosa consumió,

estará en mí como en su hogar.

Y yo seré una mujer sonriente

Sólo tengo treinta

Y como el gato tengo nueve muertes

Esta es el número tres

Qué manera de tirar a la basura

Cada década.

Qué infinitos hilos

La multitud ruidosa

Se empuja para verlos

Me desenvuelven manos y pies

El gran streptease.

Señoras y señores

Estas son mis manos

Mis rodillas

Puedo ser piel y huesos

De cualquier manera soy la misma, idéntica mujer

La primera vez que me pasó tenía diez años

Fue un accidente

La segunda vez intenté

Llegar hasta el final y no volver más.

Me encerré

Como una concha de mar.

Ellos tuvieron que llamar y llamar

Y sacarme los gusanos como perlas pegajosas.

Morir

Es un arte, como todo lo demás,

Yo lo hago excepcionalmente bien.

Lo hago de tal manera que parece infernal

Lo hago de tal manera que parece real

Supongo que diréis que tengo un don

Es tan fácil hacerlo en una celda

Es tan fácil hacerlo y quedarse inmóvil

Es la teatral

Reaparación en pleno día

En el mismo lugar, la misma cara, el mismo grito brutal y

Y asombrado:

¡Un milagro!

Eso me deja noqueada

Hay que pagar

Por ver mis cicatrices, hay que pagar

Por oír mi corazón-

Que realmente funciona.

Y hay que pagar, hay que pagar mucho,

Por una palabra o un roce

O un poco de sangre

O un mechón de pelo o ropa.

Así que, Herr Doctor

Así que, Herr Enemigo

Soy tu obra,

Soy tu valiosa,

La chica de oro

Que se disuelve con un alarido.

Giro y ardo.

No pienses que subestimo tu gran preocupación.

Ceniza, ceniza-

Tu atizas y remueves.

Carne, hueso, no hay nada aquí-

Una pastilla de jabón,

Un anillo de matrimonio,

Un empaste de oro.

Herr Dios, herr Lucifer

Cuidado

Cuidado

Resucito de las cenizas

Con mi pelo rojo

Y me como a los hombres como aire.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 


Sylvia Plath


Lady Lazarus

Poem: Lady Lazarus

Volume: The Collected Poems

Year: Published/Written in 1962

Nuestras versiones

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.