[ezcol_1half]       


histeria


Mientras ella reía, me di cuenta de que me iba enredando

en su risa y haciéndome parte de ella, hasta que sus

dientes fueron sólo estrellas casuales con talento

para la instrucción por pelotones. Era absorbido en cortos jadeos,

inhalados a cada recuperación momentánea, perdido al fin

en las oscuras cavernas de su garganta, restregado por

la ondulación de músculos no vistos. Un camarero de cierta edad,

con manos temblorosas, extendió apresuradamente

un mantel a cuadros rosas y blancos sobre la oxidada

mesa verde de hierro, diciendo: “Si la señora y

el caballero quisieran tomar el té en el jardín,

si la señora y el caballero quisieran tomar el té

en el jardín…” Decidí que si fuera posible pararle

el temblor de sus pechos, cabría recoger

algunos trozos de la tarde, y concentré mi atención

con cuidadosa sutileza en ese objetivo.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]    



Hysteria



As she laughed I was aware of becoming involved

in her laughter and being part of it, until her

teeth were only accidental stars with a talent

for squad-drill. I was drawn in by short gasps,

inhaled at each momentary recovery, lost finally

in the dark caverns of her throat, bruised by

the ripple of unseen muscles. An elderly waiter

with trembling hands was hurriedly spreading

a pink and white checked cloth over the rusty

green iron table, saying: “If the lady and

gentleman wish to take their tea in the garden,

if the lady and gentleman wish to take their

tea in the garden …” I decided that if the

shaking of her breasts could be stopped, some of

the fragments of the afternoon might be collected,

and I concentrated my attention with careful

subtlety to this end.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 


Thomas Stearns Eliot

Histeria

De Prufrock y otras observaciones

En Poesías reunidas (1902-1962), Alianza Editorial, 2008

Traducción de José María Valverde

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.