[ezcol_1half]       

metonimia como una aproximación a un mundo real

Si lo que percibimos de este mundo

es solo el qué del mundo, o el qué

de alguno de los muchos mundos posibles

—¿cuál qué?— algo de lo que percibimos

puede ser cierto, puede ser el mundo, como es, como lo sentimos.

Entonces, una tregua es posible, la tolerancia

de los viajeros, comer alimentos desconocidos, intentar palabras

que tergiversen la lengua, para sentir ése tiempo y lugar,

sin pensar que este es el mundo real.

Admitiendo, que todos los relojes marcan la hora local;

admitiendo, que ‘aquí’ es cualquier lugar al que nos atemos

y donde nos instalemos; admitiendo, creamos un mundo:

¿hay algo atrapado allí, contenido allí,

algo real, algo que podamos sentir?

Una vez sitiado y asentado en una ciudad, yo vi

la luz tendida en el profundo abismo de una calle,

palpable y difusa, como si hubiera ido a la deriva

por la vida, el mar, la pureza del espacio.

  [/ezcol_1half][ezcol_1half_end]  

Metonymy as an Approach to a Real World

Whether what we sense of this world

is the what of this world only, or the what

of which of several possible worlds

–which what?–something of what we sense

may be true, may be the world, what it is, what we sense.

For the rest, a truce is possible, the tolerance

of travelers, eating foreign foods, trying words

that twist the tongue, to feel that time and place,

not thinking that this is the real world.

Conceded, that all the clocks tell local time;

conceded, that «here» is anywhere we bound

and fill a space; conceded, we make a world:

is something caught there, contained there,

something real, something which we can sense?

Once in a city blocked and filled, I saw

the light lie in the deep chasm of a street,

palpable and blue, as though it had drifted in

from say, the sea, a purity of space.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

William Bronk

Metonimia como una aproximación a un mundo real

Traducción de Silvia Camerotto

© William Bronk from The World, the Worldless (1964)

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención