Alice

 

contrastes

 

Son (o me parecen) extraños (o, por lo menos, chocantes) estos contrastes y oposiciones en el escaso espacio de un rostro,

de una cara humana, sí, esas cejas (y pestañas) abundantes y espesas y subrayadas en oscuro, (como) un descuidado detalle

en negro encima de un paisaje de suaves y largos colores, con la travesura de pintar con grafito o carboncillo la belleza de una

bellísima cara, tal vez (como) los niños, que juegan y disfrutan poniendo bigote y barba a todas las caras que se dejan (y no se dejan).

   Claro que, además, Alice tiene un tono oscuro de ojos claros, quizá verdeazules o grises, con lo que toda la oscuridad de su claro

rostro está en sus ojos y alrededores, reunida en redondo como si la estuvieran atacando los indios de la luz, incluyendo el pelo rubio

–también de un rubio duro, dorado, entreoscuro- que hace aura o corona rodeando todo el jaleo de desacuerdos, que parece una

comunidad de vecinos, válgame dios.

    ¿Ha manejado alguna vez un winchester, señorita? Doctor, tendrá que dejar la botella de whisky, de momento. Los carros en círculo,

Morgan, y no desperdicien munición. Alice es hermosa, sí, y su mirada pesa como el metal, con todo el plomo de la munición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Narciso de Alfonso

merodeos populares: contrastes


 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.