[ezcol_1half]                    

Soneto CXXXVIII

When my love swears that she is made of truth

I do believe her, though I know she lies,

That she might think me some untutored youth

Unlearned in the world’s false subtleties.

Thus vainly thinking that she thinks me young,

Although she knows my days are past the best,

Simply I credit her false-speaking tongue:

On both sides thus is simple truth suppressed.

But wherefore says she not she is unjust?

And wherefore say not I that I am old?

Oh, love’s best habit is in seeming trust,

And age, in love, loves not to have years told.

Therefore I lie with her, and she with me,

And in our faults by lies we flattered be.

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]

 

 

versión 1

Cuando mi amor jura que es todo lealtad

la creo, aunque sé que me engaña,

para que pueda pensar que soy un joven indocto

desconocedor de las falsas sutilezas del mundo.

Así, vanamente creyendo que me cree joven,

aunque sabe que mis mejores días han pasado,

simplemente doy crédito a su lengua falaz:

por ambos lados así suprimimos la simple verdad.

Pero ¿por qué no dice ella que es infiel?

¿Y por qué no digo yo que soy viejo?

Ay, el mejor hábito del amor es confiar en las apariencias,

y la edad, en el amor, no ama que le cuenten los años.

Así pues, yo miento con ella, y ella conmigo,

y en nuestras faltas con mentiras nos halagamos.

[/ezcol_1half_end]

[ezcol_1half]                    

 

versión 2

Cuando mi amada jura que está hecha de sinceridad,

realmente le creo, aunque sé que miente;

para dejarle creer que soy un joven desaconsejado,

poco diestro en las supercherías del mundo,

pienso así vanamente que me cree joven,

aunque ella sabe que han pasado mis mejores años.

Ingenuamente, doy crédito a su falsa lengua,

de una y otra parte negamos la sencilla verdad;

pero ¿por qué ella no dice que es inicua?

¿Y por qué no digo yo que yo soy viejo?

¡Oh!, porque una confianza aparente es la mejor conducta en el amor,

y la edad en el amor no quiere que se sumen los años.

Por lo tanto yo miento con ella y ella conmigo,

y nuestros defectos mediante mentiras halagamos.

[/ezcol_1half][ezcol_1half_end]

versión 3

Cuando jura mi amor que su fe es como el cielo

de firme, yo la creo, bien que sé que miente,

para que ella me crea un infeliz mozuelo,

del mundo y sus perversidades inocente.

Así, creyendo en vano que ella me cree joven,

bien que sabe que es ida la flor de mis años,

yo, simple, de su lengua bebo los engaños,

y sufre la verdad que aquí y allí la roben.

Pero ¿por qué ella no declara que ella es falsa?

Pero ¿por qué no digo yo que yo soy viejo?

Ah, que en amor la pura fe es la mejor salsa,

y edad no quiere Amor contar en su cortejo.

Conque ella en mí, yo en ella, así con trampa entramos,

y nuestras faltas con embustes adobamos.

[/ezcol_1half_end]

[ezcol_1half]    

versión 4

Cuando mi amada jura que no miente

la creo aun sabiendo que es mentira,

porque me crea un joven inocente

que no ve la perfidïa que mira.

Y así, creyendo que me cree mozo,

bien que sé que ella sabe de mis años,

yo creo simplemente a su rebozo

y ambas bocas se cruzan con engaños.

Mas ¿por qué no dice ella que perjura?

(¿por qué no digo yo que soy añejo?)

¡Ah!, en falsa fe ve Amor su mejor cura:

Amor no ama que le digan viejo.

A una, pues, los dos, los dos mentimos:

y mintiendo las culpas nos cubrimos

[/ezcol_1half]

 

 

 

 

 

 

 

William Shakespeare

4 versiones del soneto CXXXVIII

Traductores desconocidos

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 Comentario

  1. marialaura

    qué placer, leer esas cuatro versiones…. una mejor que la otra

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.