Idea

.

.

Me vino a la cabeza una idea ¿para un verso? ¿un poema?

Muy bien – le digo- quédate, hablemos.

Tienes que contarme más de ti.

Ella me murmura algo al oído.

Desde hace mucho me preocupa ese asunto.

¿Pero un poema sobre eso? No, seguro que no.

Ella me murmura algo al oído.

Eso es lo que tú crees –le respondo-

Ni siquiera sabría cómo empezar.

Ella me murmura algo al oído.

Te equivocas –le digo- un poema concentrado

y breve es más difícil de escribir que uno largo.

No me tortures, no insistas, porque no va a salir bien.

Ella me murmura algo al oído.

Como quieras, lo voy a intentar, ya que te empeñas.

Pero de antemano te digo lo que va a pasar.

Ya verás, lo escribo lo rompo y lo tiro a la basura

Ella me murmura algo al oído.

Tienes razón –le digo- claro que hay más poetas.

Otros lo harán mejor que yo.

Te puedo dar nombres, direcciones.

Ella me murmura algo al oído.

Sí, claro que los voy a envidiar.

Nosotros nos envidiamos hasta los malos poemas.

Y éste quizá debería… quizá debería tener.

Ella me murmura algo al oído.

Exactamente, tener esos rasgos que enumeras.

Así que mejor cambiemos de tema.

¿Te apetece un café?

.

Ella solamente suspira

.

Comienza a desaparecer

.

Y desaparece

.

 

 

 

 

 

.

Wislawa Szymborska

Idea

El gran número. Fin y principio y otros poemas

Hiperión 2010

Traducción: María Filipowicz y Juan Carlos Vidal

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna