[ezcol_1half]     

reciprocidad


Hay catálogos de catálogos.

Hay poemas sobre poemas.

Hay obras sobre actores representadas por actores.

Cartas motivadas por cartas.

Palabras que sirven para explicar palabras.

Cerebros ocupados en estudiar el cerebro.

Hay tristezas contagiosas al igual que la risa.

Hay papeles que provienen de legajos de papeles.

Miradas vistas.

Casos declinados por caso.

Grandes ríos con gran participación de otros pequeños.

Bosques hasta sus bordes desbordados de bosque.

Máquinas destinadas a construir máquinas.

Sueños que de repente nos arrancan del sueño.

Salud necesaria para recuperar la salud.

Escaleras tan hacia abajo como hacia arriba.

Gafas para buscar gafas

Inspiración y expiración de la respiración.

Y ojalá de vez en cuando

Odio al odio.

Porque a fin de cuentas

Lo que hay es ignorancia de la ignorancia

Y manos ocupadas en lavarse las manos.

 [/ezcol_1half] [ezcol_1half_end] 


wzajemnosc


Sa katalogi katalogow.

Sa wiersze o wierszach.

Sa sztuki o aktorach grane przez aktorów

Listy z powodu listów

Slowa sluzace objasnianiu slów.

Mozgi zajete studiowaniem mózgu.

Sa smutki zarazilwe podobnie jak smiech.

Papiery pochodzace z przemialu papierów.

Rzeki duze z powaznym udzialem nieduzych.

Lasy po same brzegi porosniete lasem.

Maszyny przeznaczone do wyrobu maszyn.

Sny, ktore nagle budza nas ze snu.

Dobre zdrowie konieczne w powrocie do zdrowia.

Schody na tyle w dól na ile w góre.

Okulary do szukania okularów.

Wdech i wydech oddechu.

I niechby bodaj od czasu do czasu

Nienawisc nienawisci.

Bo koniec konców

Niewiedza niewiedzy

I rece zatrudnione umywaniem rak.

[/ezcol_1half_end]

 

 

 

Wislawa Szymborska

Reciprocidad

Aquí

S. L. Bartleby Editores 

2009

Madrid

 

 

 

 


 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna