serie wallace stevens traducido por alberto girri: infanta marina

 

 

 

 

[ezcol_1half]    

 

infanta marina

 

 

Her terrace was the sand
And the palm and the twilight.

 

She made of the motions of her wrist
The grandiose gestures
Of her thought.

 

The rumpling of the plumes
Of this creature of the evening
Came to be sleights of sails
Over the sea.

 

And thus she roamed
In the roamings of her fan,
Partaking of the sea,
And of the evening,
As they flowed around
And uttered their subsiding sound. [/ezcol_1half] [ezcol_1half_end] 

infanta marina

 

 

Eran su terraza
la arena y las palmeras y el crepúsculo.

 

Ella extraía de los movimientos de su muñeca
los gestos grandiosos
de su pensamiento.

 

Las arrugas del plumaje
de esta criatura vespertina
se volvían juegos de destreza
de los veleros sobre el mar.

 

Y así vagaba
en el ir y venir de su abanico,
participando del mar,
y del ocaso,
que le corrían en torno
y exhalaban su declinante sonido.[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comentario del traductor

 

Un mar geográficamente indeterminado —¿en las Antillas, tal vez?— y una mujer dentro del paisaje,

integran esta simple y sugestiva composición cuyo título españolizante no tiene, creemos, otra connotación

que la de cierto exotismo, más irónico que decorativo, al que suele ser afecto Stevens.

Elementos de la naturaleza, del mundo exterior, en los que nace el poema; el poema naciendo de la naturaleza,

no imitándola, para recordar el principio aristotélico de la creación como una forma donde la naturaleza es

su contenido.

 

En términos stevensianos, «Infanta Marina» toca el tema de la imaginación conectándose con la experiencia

e incorporando lo irreal, lo que no está allí, a la vista.

La idea de que todo arte es imaginativo, y de que la imaginación no se limita a irrumpir en la experiencia

sino que la transforma por medio del arte.

Para Stevens, la imaginación tiene como cualidades el cambio y el movimiento, cualidades tan intrínsecamente

de ella como de la vida.

Ambas, imaginación y vida, se manifiestan a través del cambio y del movimiento, y el núcleo central de los

poemas suele estar allí donde se simboliza esa situación.

Como en la segunda estrofa de «Infanta Marina»:

 

 

ella extraía de los movimientos de su muñeca

los gestos grandiosos

de su pensamiento

 

 

 

américa en letras

poemas
de

wallace stevens

 

edición bilingüe

alberto girri

 

bibliográfica omeba
en todos los países
de habla castellana

1967
buenos aires

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención