soy

 

No soy mi universo, ni tengo el privilegio de una melodía

el de ser escuchada, sin ningún eco

Soy una ventana, por donde se asoman las voces cruzadas

de los que se ocultan

Soy una fisión, en profusión de ideas

Una fuente que mana de sí misma

Soy el silencio ensordecedor

de la libertad de un encarcelado renacer

Uno en compañía

La continuación de la continuación

de una combustión fisiológica, sin motivos propios

Un conglomerado de ajenos deseos enlatados de justicia

Soy el ininterrumpido garabato de la desvirtuación premeditada

del significado de mis versos

 

 

 

 

 

Angel Ferrer


 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención