Escúchalo aquí recitado por Tomás Galindo

 

 

wallace stevens

partes de un mundo

pan seco

 

 

 

wallace stevens
partes de un mundo
pan seco
poesía reunida
Lumen
edición de andreu jaume
traducciones de andrés sánchez robayna
daniel aguirre y andreu jaume

 

pan seco
 
 
 
 
Es lo mismo vivir en una tierra trágica
que vivir en un tiempo de tragedia.
Mira, ahora, las escarpadas rocas montañosas
y el río que va abriendo su camino entre piedras,
observa las cabañas de los que en esta tierra habitan.
 
Tal fue lo que pinté detrás del pan,
las rocas ni siquiera tocadas por la nieve,
los pinos junto al río, y los hombres resecos,
morenos como el pan, pensando en pájaros
que huyen de países en llamas y de oscuras orillas,
 
pájaros que venían como agua sucia en olas
fluyendo sobre rocas, fluyendo sobre el cielo
como si fuese un río que los llevara lejos, extendiéndolos
como lisas se extienden las olas en la playa,
que acaban por dejar las montañas desnudas.
 
Fue el batir de tambores lo que oí.
Fue el hambre, los hambrientos que gritaban
y las olas, las olas eran como soldados desplazándose,
más y más desfilando en tiempos de tragedia
allá, sobre el asfalto, debajo de los árboles.
 
Los soldados marchaban encima de las rocas
y aún venían los pájaros en líquidas bandadas
porque era primavera y tenían que venir.
Debían desfilar sin duda esos soldados
y los tambores redoblar, redoblar, redoblar.

dry loaf
 
 

 
It is equal to living in a tragic land
To live in a tragic time.
Regard now the sloping, mountainous rocks
And the river that batters its way over stones,
Regard the hovels of those that live in this land.
 
That was what I painted behind the loaf,
The rocks not even touched by snow,
The pines along the river and the dry men blown
Brown as the bread, thinking of birds
Flying from burning countries and brown sand shores,

Birds that came like dirty water in waves
Flowing above the rocks, flowing over the sky,
As if the sky was a current that bore them along,
Spreading them as waves spread flat on the shore,
One after another washing the mountains bare.
 
It was the battering of drums I heard.
It was hunger, it was the hungry that cried
And the waves, the waves were soldiers moving,
Marching and marching in a tragic time
Below me, on the asphalt, under the trees.
 
It was soldiers went marching over the rocks
And still the birds came, came in watery flocks,
Because it was spring and the birds had to come.
No doubt that soldiers had to be marching
And that drums had to be rolling, rolling, rolling.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna