Les fleurs du mal

édition de 1861

Charles Baudelaire

une édition illustrée par inkwatercolor.com

[ezcol_1half]        

La muse vénale

 –

O muse de mon coeur, amante des palais,

Auras-tu, quand Janvier lâchera ses Borées,

Durant les noirs ennuis des neigeuses soirées,

Un tison pour chauffer tes deux pieds violets?

 –

Ranimeras-tu donc tes épaules marbrées

Aux nocturnes rayons qui percent les volets?

Sentant ta bourse à sec autant que ton palais,

Récolteras-tu l’or des voûtes azurées?

 –

Il te faut, pour gagner ton pain de chaque soir,

Comme un enfant de choeur, jouer de l’encensoir,

Chanter des Te Deum auxquels tu ne crois guère,

 –

Ou, saltimbanque à jeun, étaler tes appas

Et ton rire trempé de pleurs qu’on ne voit pas,

Pour faire épanouir la rate du vulgaire.

la musa venal

Oh, musa de mi corazón, amante de los palacios,

¿Tendrás tú, cuando Enero suelte sus Bóreas,

Durante los negros tedios de las nevadas veladas,

Un tizón para calentar tus dos pies violáceos?

¿Reanimarás, pues, tus hombros marmóreos

En los nocturnos rayos que atraviesan los postigos?

Sintiendo tu bolsa tan seca como tu paladar,  

¿Recogerás tú el oro de las bóvedas azúreas?

Necesitas, para ganar tu pan de cada día,

Como un monaguillo, manejar el incensario,

Entonar Te Deum en el que nada crees,

O, saltimbanqui en ayunas, desplegar tus encantos

Y tu risa humedecida de lágrimas invisibles,

Para dilatar las carcajadas de la vulgaridad.

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]

 

La musa venal

– 

Oh musa de mi alma, que sueñas con palacios,

¿tendrás, cuando enero desaprisione el Bóreas,

en las noches de tedio, en las tardes nevosas,

las brasas suficientes para tus pies helados?

 –

¿Reanimarás entonces tu espalda amoratada

por los nocturnos rayos que horaden los postigos?

Sin nada en la cartera en lugar de palacios,

¿recogerás el oro en las azules bóvedas?

 –

Para poder ganarte el pan todas las noches

como hace el monaguillo, prender el incensario,

cantando los Te Deums en los que ya no creas,

 –

o mostrar tus encantos, saltimbanqui en ayunas,

impidiendo a la risa mezclarse con las lágrimas,

para así divertir a las ratas del vulgo.

[/ezcol_1half_end]

Traducción de Juan Carlos Sánchez Sottosanto


 

 

 

 

 

9 Comentarios

  1. caballo

    WebMaster, buen trabajo con las secciones

    de cajón desastre (espléndido), merodeos y pintores…

    Muy bueno.

    Gracias

    Un abrazo

    Narciso

    Responder
  2. angel

    Para mañana el índice, que tiene su curro…

    poco a poco 🙂

    otro de vuelta

    Ángel

    Responder
  3. vlad

    Ángel, yo no se si tenías en mente crear un blog de esta calidad y magnitud, pero lo estás consiguiendo. Espero que las traducciones de las letras también tengan una sección a parte. 😉 Aunque es tu blog y tú harás lo que consideres.
    Esto empieza a parecer Balconcillos.
    Gracias
    Vlad

    Responder
  4. angel

    Gracias Vlad, el mérito no es sólo mío, Narciso tiene también un gusto especial para lo estético.

    Las traducciones es una sección de cajón desastre, ahora desactivado de momento…a ver si lo pongo otra vez,

    que Narciso tenía problemas con la velocidad del blog y así se trabaja muy mal.

    Gracias a ti también y espero que te unas al curro cuando quieras…

    Aps, se había ido el mensaje a la carpeta de spam, por eso no ha salido antes Vlad, ya tienes validada la dirección de mail para los siguientes.

    Ángel

    Responder
  5. caballo

    Vlad, ¿estabas escondida en el espam?

    Dios mío.

    En fin, a ver si sales de nuevo a la superficie 😎

    Gracias

    Narciso

    Responder
  6. vlad

    Gracias amigos, estos comentarios vuestros consiguen situarme en algún lugar en el que puedo llegar a sentirme útil.

    Responder
  7. caballo

    Vlad: pero si no damos de sí para mantener

    el ritmo de la poesía que vamos alcanzando y

    cada vez nos pide más¡¡¡¡

    Ayuda¡¡¡¡

    Gracias

    Narciso

    Responder
  8. vlad

    Narciso, gracias, pero no tengo fuerza para dedicarme a la poesía. Gracias.

    Responder
  9. caballo

    Yap… hablando con propiedad ¿? nadie tiene fuerza para

    dedicarse a la poesía, Vlad… pero aquí te podemos conceder

    el beneficio de la duda 😎

    Está bien, pero sólo de momento, okis?

    Gracias

    Un abrazo

    Narciso

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna