john ashbery

 

un país mundano

 

 

traducción de Daniel Aguirre Oteiza
Lumen Editores
Barcelona
2009

 

 

 

abundante a la antigua

 

 

Creo que lo que estoy diciendo es

no seas más veladamente agresivo

o intencionadamente vago de lo necesario

para zanjar la cuestión. En cuanto eso

pasa, puedes olvidar el contexto

y probar algún nuevo anticlímax, una severidad

nunca vista en ti hasta ahora. ¿Mandaron

a buscar noticias de ti? ¿Estuviste comunicativo

en tus respuestas? Hace tanto tiempo

ya, y aun así tiene sentido alguna parte, por ejemplo:

¿por qué estuvimos jodiendo en primer lugar?

Astutamente mirabas desde bastidores,

con un dedo en los labios, mientras el viejo actor

renqueaba con el papel que ha recitado de un tirón

tantas veces, sin siquiera pensar

si es tangencial al modo en que nosotros

nos arrastramos ahora. Estaban tantos tan equivocados

sobre prácticamente todo que apenas parece

tener importancia, y sin embargo algo la tiene,

si no sería todo muerte.

 

 

Arriba, en las nubes, estaban cantando

“Oh, prométeme” a los abedules, que respondían de igual modo.

En cierto modo se derramaban ríos por donde

habíamos estados sentados, y la brisa hacía como

que no notaba ninguna falta de modales, la luz también

fingía que nada iba mal, o que

todo iba a ir bien algún día.

Y, sí, estábamos borrachos de amor.

Vaya verano fue aquel.

 

 

 

 

old-style plentiful

 

 

 

I guess what I’m saying is

don’t be more passive-aggressive

or purposely vague than you have to

to clinch the argument. Once that

happens you can forget the context

and try some new bathos, some severity

not seen in you till now. Did they

send for news of you? Were you forthcoming

in your replies? It’s so long ago

now, yet some of it makes sense, like

why were we screwing around in the first place?

Cannily you looked on from the wings,

finger raised to lips, as the old actor

slogged through the lines he’s reeled off

so many times, not even thinking

if they are tangential to the way we

slouch now. So many were so wrong

about practically everything, it scarcely seems

to matter, yet something does,

otherwise everything would be death.

 

 

Up in the clouds they were singing

O Promise Me to the birches, who replied in kind.

Rivers kind of poured over where

we had been sitting, and the breeze made as though

not to notice any unkindness, the light too

pretended nothing was wrong, or that

it was all going to be OK some day.

And yes, we were drunk on love.

That sure was some summer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ä

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna