julieta valero

césar vallejo 

en francia

1929

altar de los días parados

julieta vallejo

césar valero

1929

parado en los días del altar

en francia

 

 

césar vallejo en francia 1929

 

 

 

 

Si no le ayudó a tragar el bocado

de ser uno y estar de pie.

Si su vida en cesuras

según canta exactamente esta foto era

enorme y desgraciada en sí,

y además era otra cosa —siempre

es otra cosa—,

si no le proporcionaba

pan caliente, sábana caliente, fe

caliente, mujer,

si ni el aliento le calentaba…


si el futuro de su amor en ocio,

de su talla en ocio

ha sido un mutilado homenaje

y tampoco eso importa,


¿a qué, entonces, el frío,

el aguacero, la letra, la instantánea?
.

 

.
Hay poetas, señores,

que no necesitaban,

repito,

que no necesitaban,

escribir.

 

 

 

julieta valero

de Altar de los días parados

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna