previo al sol

 

#spanishevolution

 

Desnudas de cintura para abajo, las jóvenes parejas aguardan en el patio a que el último se

decida a salir. Quieren hablar del lugar de la vergüenza, sin duda la inmovilidad. Pero es que

tras acotarla, madre, tras tirotear sus paredes, escribir una ópera a su costa, llegaron correos casi

niños sobre caballos reventados: en sus manitas, ciertas razones comunales parecían

cascabelear.

Qué del movimiento ahora, ese de nuestros saltos a piscinas bajo pérgolas amarillo juventud,

amarillo indetectable desgracia: en tus narices doctoradas se produce un saqueo temporal y tú

ni te enteras o bebes para tropezar delgadamente a la salida de tugurios en madrugada.

Trémulos de cintura para abajo, funcionarios de la fecundidad, vemos por el canal permanente

a todos esos chicos del Sur. Han descubierto que una multitud tiene su centro en cada una de

las partes. Colibrí inmune a las técnicas de interrogación.

Con plural de frío, vamos haciendo pan y vamos haciendo crítica: récord de paz sin enmiendas

pero demasiados años de lactancia, demasiada oralidad. Hemos santificado la siesta, sí, pero

ahora nuestros deseos se adelantan veinte décadas a la moral de quienes venían a arroparnos.

Sácate la escaramuza de la boca y piensa en formas del sonido que trasciendan la

representación. Más arriba, digamos que en los fiordos del Mediterráneo, miles de hombres se

afeitan sin apenas luz y añoran el mar. Andan demostrándose, demostrándonos, fabriles de sí.

La ministra de Trabajo llora al anunciar las nuevas medidas; en otro costado de la fontana

barroca, el rostro del presidente se pone extrajudicial y legendario «Sí, lo hemos ejecutado;

quien piense que no lo merecía es que tiene un problema mental».

En red las instrucciones; también la posibilidad de errar. Unas monedas por tu espalda. Un FIN.

______________________

Julieta Valero

Que concierne

Vaso Roto, 2015

_____________________

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención