La presa del lago

En la charca sonora. El reflejo de los helechos verdes.

las ranas estridentes en el agua de leche.

El gato desangrado entre los líquenes. La esfinge.

La rana en la boca del gato. /

Salto del gato frío como el desierto.

El ahogado croar de la rana. Los helechos de niebla verde. /

Sus ojos contra la luna muerta. El desierto

es el principio de los vientos blancos. /

Estoy entre los dientes. Miro la luna

que se oculta tras el paso del gato. /

El salto.

Los dientes en el helado vientre de la rana

y el gato escapa blanco a través del desierto.

 

 

 

Félix de Azúa

La presa del lago

Poesía (1968-1988)

S. L. Ediciones Hiperión

Madrid

1989

 

 

 


 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna