Vals gris

.

Las torres más valientes

agachan la cabeza

cuando el otoño llega

con el plumaje acribillado.

En otoño los árboles

encienden sus ojos más tristes.

Otoño sin embargo era

cuando miré en tus ojos

comarcas donde ardía otro sol.

Agosto, el cojo malvado,

escupía las ventanas;

la niebla graznaba en los tejados.

Pero nosotros caminábamos

-oh praderas, oh puentes-

por países de diamante.

Tus veinte años saltaban como peces

y el corazón merlín se me saltaba.

En el palacio de las luciérnagas

bailamos danzas desgarradoras.

Hoy llega sin ti el otoño

y sin ti los crepúsculos desalentados

sólo saben ponerse sus viejos trajes.

Los pájaros idiotas

repiten verdosos

las canciones de ayer.

Lentas cruzan el cielo

las tardes astrosas.

Pobre el

mundo:

sólo tú autorizabas lo maravilloso.

Vivir es

largo.

Ave carnicera es la Melancolía.

 

 

 

.

Manuel Scorza


Vals gris

 Obra poética

Siglo XXI

México

 

 

 

 

 


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.